sábado, 18 de diciembre de 2010

El herrero armonioso de Haendel

En 1720, G.F. Haendel publicó sus ocho primeras suites para clave. Entre ellas hay un movimiento, concretamente el último de la Suite nº5 en Mi mayor HWV 430, compuesto por un aria y cinco variaciones, que se ha hecho famoso por sí solo y al que se conoce como The Harmonious Blacksmith (el herrero armonioso).

Hay varias leyendas que explican el origen de tal nombre. Según una de ellas, una tormenta sorprendió a Haendel mientras estaba trabajando en Cannons para el duque de Chandos y tuvo que refugiarse en una herrería. Allí, el sonido del martillo golpeando el yunque le inspiró esta melodía, en cuya primera variación la repetición de la nota Si en la mano derecha recuerda el martilleo del herrero.

Otra variante dice que lo que inspiró a Haendel fue una melodía que cantaba el herrero, de la cual sacó la base para el aria. Esta variante es especialmente acorde con la costumbre de tomar prestadas melodías que tenía Händel, pero lo cierto es que ambas versiones son falsas.

En realidad no fue hasta el siglo XIX, época en la que este movimiento empezó a ganar popularidad y a interpretarse separado del resto de la suite, que empezó a ser conocido con el nombre de The Harmonious Blacksmith. Richard Clark fue el primer escritor que hizo referencia a tal nomenclatura en su libro Reminescences of Handel (1836). El mismo Clark inventó una historia según la cual el herrero que dio nombre a la pieza fue William Powell, cuando la realidad es que Powell había sido el pastor de la parroquia de Whitchurch, en la que Haendel tocaba el órgano. Eso no impidió que los habitantes de Whitchurch recaudaran fondos para dedicar una lápida a la memoria de Powell el herrero, que posteriormente fue cambiada por otra en la que ya se menciona su auténtica profesión.



Más verosímil parece otra versión según la cual el herrero armonioso sería William Lintern, un aprendiz de herrero de Bath que posteriormente se dedicó a la música y que abrió una tienda en la que vendía partituras de Haendel y otros compositores. Al parecer, Lintern publicó el movimiento en cuestión bajo el título The Harmonious Blacksmith porque ese era su apodo (el de Lintern) y la pieza en cuestión era su favorita y la que más solía interpretar al clave.

Sea cual sea el origen del nombre, en el plano estrictamente musical también hay misterios sin resolver. Una bourrée de Richard Jones incluye la misma melodía del aria, aunque en clave menor. ¿Copió Haendel a Jones o Jones a Haendel? No se sabe, aunque el hecho de que una melodía similar aparezca en la ópera Almira de Haendel, compuesta con anterioridad, hace que el sajón tenga más credibilidad como posible autor original.

Vamos a escuchar The Harmonious Blacksmith, aria y cinco variaciones (semicorcheas en la mano derecha; semicorcheas en la mano izquierda; tresillos de semicorcheas en las manos derecha e izquierda y fusas en ambas manos) en la interpretación de Trevor Pinnock.


Vídeo de andreacivisromanus

12 comentarios:

Barbebleue dijo...

Mientras aguardamos a que algún cable diplomático nos desvele los secretos, disfrutemos del maravilloso arte de la variación (que es lo que importa)

GLÒRIA dijo...

Vaig tenir la sort de veure a Trevor Pinock a Barcelona. Aquell dia va tocar Bach que, pel meu gust, és ensopit. M'agrada molt més, com sempre, el meu etern Händel en l'encantadora peça que has posat.
Una abraçada!

Titus dijo...

Barbe, tendremos que inventar Historyleaks para enterarnos de lo que realmente pasó.

Glòria, triar entre Bach i Haendel és com dir si t'estimes més el pare o la mare. Però va, si cal triar, jo també em quede en Haendel.

kalamar dijo...

Una joieta de peça, sigui quina sigui la veritable història. La làpida parla d'un bon artesà del martell i l'enclusa, així que segur que va picar ben fort.

Barbebleue dijo...

Que no haya dudas, si hay que escoger me quedo con el Padre... de la Música.

Titus dijo...

Kalamar, el més graciós és que la làpida actual, la de la foto, conserva els símbols del ferrer però en les lletres diu clarament que el finat era un religiós. En qualsevol cas, estic d'acord, el més important és la peça, que a més a més guanya molt interpretada per Pinnock.

Barbebleue, ¿le han hecho una prueba de paternidad a don Johann Sebastian?

José Luis dijo...

Imposible escoger, pero se escoje solo porque en el principio fue la palabra, y la palabra era Dios, o sea Bach.

Titus dijo...

Si Bach es Dios, ¿toda su música religiosa es un ejercicio de egolatría?

José Luis dijo...

Desde luego. ¿Tienes algo contra la egolatría?

Titus dijo...

Efectivamente y no.

Papafritsky dijo...

Me gusta mucho más la versión de Anton Heiller.

Anónimo dijo...

no veo imagenes de haendel