viernes, 11 de septiembre de 2009

Di rigori armato il seno


Hace años leí en un foro una opinión que me pareció muy graciosa. Se estaba tratando el tema, peliagudo, de la posible sobrevaloración de la música de Richard Strauss por parte de muchos aficionados. Uno de los que defendían tal sobrevaloración, no recuerdo quién era (ni puedo consultarlo: el obsoleto formato que aún hoy conserva el foro en cuestión no permite que se conserven los mensajes), dijo que Strauss había escrito el aria del cantante italiano de Der Rosenkavalier como burla de la ópera italiana y sin embargo había llegado con ella a las cotas más altas de su producción. Es una opinión muy discutible, por supuesto, pero da que pensar. Sin entrar en detalles, yo sí debo decir que prefiero esta pieza, aun con su tono irónico, a otras muchas del mismo autor que el aficionado straussiano canónico seguramente situará muy por encima.

Di rigori armato il seno es una serenata para tenor en la que Strauss imita el estilo tradicional italiano. Tras una exposición en la que el tenor canta en solitario, el tema se repite, esta vez contrastando con los comentarios del barón Ochs y el notario quienes, ajenos a la música, discuten el contrato matrimonial del primero. Los gritos del barón acaban interrumpiendo abruptamente la pieza y el cantante italiano se retira del escenario para no volver a aparecer. La serenata no está exenta de dificultad, lo que hace que se suela contar con cantantes de solvencia contrastada para cantarla, a pesar de que es su única intervención en toda la ópera. En ocasiones especiales o en grabaciones de estudio suelen ser primeras figuras. Muchos cantantes ajenos al repertorio straussiano la han cantado, bien en representaciones, bien en recitales como pieza de concierto.

Escuchemos una serie de versiones de esta hermosa serenata. La primera y la última de ellas las escucharemos con su repetición, las otras en su versión abreviada. Empezamos a lo grande con Luciano Pavarotti, en directo desde el Met en 1982:


Vídeo de damekirilover

De entre las que escucharemos en su versión más breve, empezaremos con un clásico, Anton Dermota:


Vídeo de Herur22

Otro clásico, Nicolai Gedda, con la dirección de Herbert von Karajan:


Vídeo de frogpitt

Josep Carreras la grabó en 1977 con excelentes resultados:


Vídeo de mc042009

Alfredo Kraus la grabó en un disco publicado en 1994:


Vídeo de ilpiugrandetenore

De entre los cantantes más recientes, empezaremos escuchando a Marcelo Álvarez, quién la cantó en el Met en el año 2000:


Vídeo de marcelissimo

Piotr Beczala la cantó así en Salzburgo en el 2004:


Vídeo de orfnos

Y Jonas Kaufmann la cantó así este mismo año en Baden-Baden, en una función que pronto estará disponible en DVD:


Vídeo de AnatemaSuVoi

8 comentarios:

maria teresa dijo...

8 tenores 8...La verdad es que todos la han cantado, para mí, estupendamente y me he dedicado a disfrutar escuchándolos. Es un aria que encierra una gran dificultad, así se entiende que estas grandes figuras intervengan unos pocos minutos solamente, porque con ellos dejan un recuerdo maravilloso. Gracias por "ensartar" estas perlas!!

Zerlina dijo...

Di rigori armato il seno, o cómo cantar legato y con un dominio del fiato tal, que evite que te ahogues!!!! jejeje

Desde luego es un aria dificilísima de por sí, a la que hay que sumar que, es un aria de entrada para el tenor...

De los que la han cantado "de coña" (para mi, como debe ser cantada) me quedo sin duda con Richard Tauber.

De los que lo han cantado "en serio" me quedo con Josef Traxel: http://www.youtube.com/watch?v=_7OGTM_qviI

teresa dijo...

Pues no sé si Carreras la canta "en coña" o "en serio", pero, de todas las aquí expuestas, es la que más me ha gustado ¡está espléndido¡

Titus dijo...

Maria Teresa, gracias a ti por disfrutar de las perlas ensartadas.

Zerlina, de acuerdo en lo que dices. A Tauber no lo puse porque no encontré su versión en youtube y ya que la cosa iba de youtubes no quise poner un mp3, pero es cierto que su versión es excelente. A Traxel, en cambio, al igual que a Wunderlich, los dejé aparte porque ninguno de los dos me pareció estar por encima de los clásicos seleccionados. Cuestión de gustos, supongo.

Teresa, a mí la versión de Carreras, como ya he dicho, me parece excelente, pero a la vez me trae sensaciones encontradas. Los agudos a tumba abierta de Carreras siempre me han echado un poco para atrás y aunque aquí la calidez, el apasionamiento y el cuidado en la dinámica los compensa de sobra, siguen estando ahí. Es todo lo contrario de la versión de Kraus, con un agudo perfectamente resuelto pero mucho más distante.

Si tengo que quedarme con uno de los expuestos, yo personalmente me quedo con Pavarotti, que para eso tiene un fiato prodigioso y un agudo de oro puro, seguido de Dermota y Gedda.

Joaquim dijo...

Gedda es el que me gusta más y luego Carreras que está "per sucar-hi pa".
Pavarotti es el paradigma de lo que precisamente quería "ridiculizar" Strauss, aunque que duda cabe que su voz luce como siempre,espléndida.
De los modernos Beczala es mi preferido.

Titus dijo...

Sí, es cierto lo que dices de Pavarotti. Pero en cierto sentido, y aunque sea una "boutade", yo que no soy muy straussiano también creo que a don Ricardo se le fue la mano y pretendiendo ser irónico llegó a una altura mayor que cuando se tomaba en serio a sí mismo. Por lo tanto, siendo coherente con esta visión, prefiero un buen cantante de estilo italiano, como Pavarotti o el propio Carreras, que uno de estilo alemán cantando irónicamente a la italiana. Meterse al público en el bolsillo cantando a la italiana una pieza compuesta como burla del canto italiano es darle la vuelta a la ironía, y desde ese punto de vista me quedo con Pavarotti. Dermota y Gedda, que la cantan estupendamente, no tienen ese punto de italianidad que pueda darle la vuelta a la pretendida ironía straussiana. Marcelo Álvarez, por ejemplo, sí la tiene, pero no la canta tan bien como ellos.

Titus dijo...

Vamos a seguir con las boutades: Si Strauss hubiese sido capaz de componer una ópera de números cerrados en el que todos tuviesen la calidad de "Di rigori armato il seno", habría compuesto una obra anacrónica e italianófila, pero también su obra maestra. Hala straussianos, apedréenme.

Joaquim dijo...

Seguramente Strauss no hubiera sido capaz de hacer toda una obra "alla italiana", le hubiera salido un topicazo. Ahí est´ña la gracia de "Di rigori armato", pero fíjate ya no se atrevió con la cabaletta,
Yo, que cada vez soy más crítico con Strauss, lo preiero así