sábado, 30 de octubre de 2010

La vida de Chaikovski según los Monty Python


Me encuentro actualmente inmerso en la revisión de las cuatro temporadas de la serie Monty Python's Flying Circus, emitida en la BBC entre 1969 y 1974. Anoche, viendo el segundo episodio de la tercera temporada, me encontré con esto. La interpretación del concierto para piano del final, a cargo de Sviatoslav Richter, es impagable.


dandelion1967

24 comentarios:

FLV-M dijo...

Jajajaja, buenísimo.

Aun tengo guardado en mi estantería el video de su reciente y muy particular relectura de (Not the) Messiah. De momento no he tenido tiempo...

Titus dijo...

Not the Messiah, igual que Spamalot, me dan un poco de miedo. He escuchado algo del segundo título y puede que tenga su gracia, sí, pero nada que ver con el espíritu absurdo y salvaje de los auténticos Monty Python.

Allau dijo...

Sviatoslav Richter (o el seu doble) és impagable. Déu, com he rigut!

José Luis dijo...

Son geniales. La lista de patrocinadores del programa tampoco tiene desperdicio.

Titus dijo...

Allau, jo tampoc no podia parar de riure amb el Richter.

José Luis, la lista ya podría ser un sketch por sí misma.

Atticus dijo...

Serie de culto que merece reclinatorio papal.
Estoy de acuerdo contigo en que en su surrealismo absurdo de la primera época alcanzan los momentos más logrados.
La entrevista de Helga merece comentario aparte.

FLV-M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLV-M dijo...

Yo vi Spamalot en Londres y en Madrid y me lo pasé estupendamente, aunque es verdad que su humor está más cerca de la astracanada que del Flying Circus.

PD. En El País de hoy domingo hay otra entrevista bastante más terrorífica que la de Jelga, con perdón.

kalamar dijo...

Yo me desternillo con estos locos, humor inglés del bueno. A mí me hacen reir hasta llorar incluso en el pez Wanda.

Joaquim dijo...

Fins que no ha arribat Richter, m'ha semblat un típic producte de la factoria Python, és a dir, impossible, però no us amoineu, m'acostuma a passar que ric més de veure la gent com riu al meu voltant, que l'humor d'aquesta colla, ara, haig de confessar-vos que aquest final és apoteòsic i si, he deixat anar una riallera ben sorollosa i terapèutica.

Joaquim dijo...

Estic esperant que algú de les contrades levantisques parli de la entrevista a la senyora Helga.
Atticus, on ets?

Titus dijo...

Atticus, me alegra ver que también eres seguidor del Flying Circus. And now for something completely different: Estoy esperando esos comentarios sobre la entrevista a la señá Helga.

Fernando, vaya que sí, un miedo atroz el que da esa entrevista.

Kalamar, de las películas de los Monty Python mi favorita siempre ha sido The Meaning of Life, quizá porque su estructura a base de sketches hace que sea la más parecida al Flying Circus. De las que han hecho luego por separado algunos de sus miembros, me quedo con Wanda y con Erik el vikingo, sin contar las de Terry Gilliam, que no me suele gustar aunque tiene algunas cosas aceptables.

Joaquim, de veritat no t'agraden els Monty Python? No saps com ho lamente, per mi són el summum de la comèdia.
Sobre el tema de l'entrevista, estem esperant que l'Atticus diga la seua.

FLV-M dijo...

Joder, ahora comprendo lo de las entrevistas....

... esta noche es HALLOWEEN.

Atticus dijo...

Ja,ja,ja... lo malo es que el entrevistado no es un ciudadano vestido de zombie... ¡¡eshh real!!

FLV-M dijo...

Ya se sabe, Halloween es noche de BRUJAS y VAMPIROS, y estos últimos son muy reales: chupan la sangre...

PD. Jelga está en plan Nanny McPhee, que al principio parece fea y mala pero al final de la película resulta ser buenísima. Lo que no sé es si pasada la entrevista volverán a salirle las verrugas, agarrará la escoba y sobrevolará los tejados de Valencia.

Titus dijo...

Pues por esos mundos internáuticos ya he visto yo solidarizaciones con doña Helga, aplausos, +1s y lamentos de espectadores de otros teatros españoles porque sus directores artísticos no son como ella.

PD: ¿Doña Helga en escoba? ¿Pero tú has visto a doña Helga? ¿Y a una escoba? Una en cada pie, como mínimo.

Atticus dijo...

Demasiada expectación veo respecto a mi opinión respecto a la entrevista de Frau Helga. Y me temo que voy a defraudar tales expectativas. Porque tampoco es que diga nada especialmente nuevo.

Antes que nada dos cosas. La primera, dejar claro, de nuevo, que el hecho de que tengamos un teatro de ópera en Valencia dirigido por alguien como Helga Schmidt, para mí es algo muy positivo, y espero que dure. Gracias a ella, lo tengo muy claro, se ha conseguido estos años atrás tener una programación de un nivel más que aceptable, sobre todo para un teatro de nueva creación, cuya culminación puede haber sido la tetralogía wagneriana. Lo que no quita para que, ponderando en su justa medida su dirección artística, se pueda y se deba criticar la faceta de su gestión que ha sido deficiente (la administrativa y de información y relación con el abonado).
Lo segundo, que la entrevista me ha parecido entrañable y cercana con la persona Helga, con interesantes reflexiones sobre sus recuerdos de infancia o sobre los comienzos de su carrera.
Hasta que aparece el personaje Frau Schmidt.

Decir que "vine a Valencia por la maqueta del edificio de Calatrava, fue un 'coup de foudre'", me parece, con todos los respetos, una enorme majadería. Una persona tan racional y germánica como Helga, de repente se enamora de una construcción de discutible estética y lo deja todo para apostar por Valencia... Pues va a ser que no. Ahora, si a ese edificio del siglo XXI le añadimos un cheque del siglo XXII, pues a lo mejor ya sí cuadra la cosa.

Reclama la amiga Helga que necesitaría "presupuesto para una campaña publicitaria que trajera a Valencia público de todos los continentes".
Y yo le digo: la mejor campaña publicitaria es una programación atractiva acompañada de un buen trato al público.
La programación está claro que está lastrada por la crisis, pero el buen trato al aficionado no ha sido nunca la característica de este teatro.Es más, el desprecio al público ha sido su seña de identidad. La desinformación, la ausencia de servicios complementarios, la gestión improvisada y la primacía de "la grandeur" y la apariencia sobre la funcionalidad, han sido y son los puntos negativos clave de Les Arts.

Siempre he tenido la impresión de que desde la dirección de Les Arts ha existido un comportamiento de menosprecio al público que dejaba en evidencia un planteamiento de "ya os podéis dar con un canto en los dientes con lo que tenéis, paletos, no pidais encima buen trato".
Y todo eso es lo primero que habría que mejorar para conseguir atraer más público.
Antes de pensar en traer público australiano o yemení, cosa que me parece estupenda, habría que crear un público consolidado local que es el que realmente mantiene un teatro de ópera.

Respecto a que el Palau de les Arts sea un Ferrari con presupuesto de seiscientos y que la culpa la tiene el Ministerio, ya hemos hablado mucho sobre ello. Yo creo que lo que hay que preguntarse es si de verdad es un Ferrari o si alguien ha querido tunear un R-8 de Ferrari.
Y luego plantearse si los únicos motivos de la baja aportación ministerial es la discriminación por diferencias políticas. Yo creo que no. Y lo que no se puede pedir es que alguien ponga la pasta cuando no se le permite participar en las decisiones ni se le facilitan datos del destino de ese dinero. Pero bueno, sobre esto ya hemos discutido y seguiremos haciéndolo.

No sigo, porque estoy haciendo aquí un post dentro de otro post en un blog ajeno y no quiero meter bulla en tu blog, ilustre Imperator.

Un abrazo.

FLV-M dijo...

Joder, Atticus, no se puede decir mejor ni más claro. Suscribo tus líneas punto por punto.

Titus dijo...

Por mí puedes meter toda la bulla que quieras, hace tiempo que los levantiscos no nos metemos en una de nuestras irresolubles discusiones internas y ya lo hecho de menos. Además, ya sabes que en tema helguístico y presupuestario estoy de acuerdo contigo al 100%.

Joaquim dijo...

Atticus for Intendent!
Yes, we can

Titus, doncs si, tot sovint em quedo amb cara de pal, davant les "ximpleries" d'aquesta colla, però de tant en tant els surt el geni (segons el meu criteri, és clar) i aleshores haig de callar, o millor, esclatar a riure

GLÒRIA dijo...

Pel que fa a Monthy Piton coincideixo amb en Joaquim. Sé que en Joaquima frueix essent contradit però, ves per on, suscric tot el que diu d'aquests britànics d'humor gruixut amb sortides genials com la del pianista Richter que si aixequés el cap!
Una abraçada, Titus!

Titus dijo...

Doncs no saps com lamente que allò que a mi em fa riure amb ganes no et faça el mateix efecte, ja que riure és una necessitat en aquest món hostil, i trobar qui ens provoque la rialla no és gens fàcil.

Per una altra part, en un missatge anterior he dit "hecho de menos", amb h. Promet repetir la primària fins que deprenga a escriure com cal.

GLÒRIA dijo...

Titus,
He somrigut amb el gran Richeter. M'ha semblat un molt bon gag però més que res et volia dir:

En el verbo echar echamos la hache.

Fa mil anys que un gran mestro m'ho va explicar així.
Una abraçada!

Titus dijo...

A mi també m'ho van dir, però tot i així no hi ha manera, sempre acabe fent la mateixa errada.

Una abraçada, Glòria.