martes, 24 de enero de 2012

Preparando el Don Giovanni de Les Arts


El próximo viernes 27 se estrena en el Palau de Les Arts una nueva producción de la ópera Don Giovanni de W. A. Mozart. Bueno, nueva o no tan nueva, ya que esta misma producción de Jonathan Miller se debió ofrecer en la primer temporada del teatro valenciano (2006) pero, debido a una avería en la plataforma móvil del escenario, lo que se ofreció fue una versión mutilada y sin decorados. El precio de las entradas, en cambio, no sufrió ningún tipo de mutilación, mira qué cosas. Quien sí que debe haber sufrido una mutilación en el cerebro es Jonathan Miller, porque si no no se explica uno como es capaz de decir las tonterías que dice en esta entrevista.

Con el fin de ir preparándonos para lo que nos espera voy a recuperar una antigua costumbre de este blog y a enlazar una serie de vídeos en los que escucharemos a los que van a ser los intérpretes de este Don Giovanni.

Empezamos con el director, Zubin Mehta. Desde que protagonizó el estreno del Palau de les Arts dirigiendo la ópera Fidelio de Beethoven, esta es su segunda aparición fuera del Festival del Mediterràni que tiene lugar al final de cada temporada.  Sabemos de sobra cuál es el estilo de dirección de Mehta, y también sabemos que es un director bastante polivalente, pero ¿cómo sonará su Mozart? Pues, a juzgar por el siguiente vídeo, sonará rápido y en fortissimo. Ningún problema por mi parte si suena rápido, que conste; el Mozart pesante y romanticón nunca ha sido de mi agrado. Escuchamos el finale del primer acto de Don Giovanni con  Zubin Mehta dirigiendo a la orquesta de la Ópera Estatal de Viena con motivo del 50 aniversario de su reapertura. Los cantantes son Thomas Hampson (Don Giovanni); Ferruccio Furlanetto (Leporello); Edita Gruberova (Donna Anna); Soile Isokoski (Donna Elvira); Michael Schade (Don Ottavio); Ildiko Raimondi (Zerlina) y Boaz Daniel (Masetto).


Vídeo de RestlessRusalka

El elegido para el papel protagonista es Nicola Ulivieri, un bajo barítono italiano en activo desde 1993 que ha basado su carrera hasta el momento en Mozart y Rossini. Parece más barítono que bajo, algo que en este papel me parece positivo y que le asemeja al Don Giovanni que tuvimos en el 2006, un por entonces poco conocido Erwin Schrott que realizó una muy buena interpretación, aunque en algunos momentos estuvo algo pasado de rosca. Escuchemos a Nicola Ulivieri cantando el dúo La ci darem la mano junto a la Zerlina de Chelsey Schill.


Vídeo de silola7

Como Leporello tenemos al joven barítono serbio David Bizic, cuya carrera, tras unos años cantando en teatros menores, está empezando a despegar. Sus compromisos para esta temporada incluyen, además de la de Les Arts, visitas a la ROH,  Opéra Bastille y Deutsche Oper entre otros teatros. Le escuchamos cantando el aria del catálogo.


Vídeo de drvarska

Anna Samuil, soprano rusa cuyo trabajo más conocido hasta la fecha es la Tatiana del Eugene Onegin dirigido por Barenboim (editado en DVD) será nuestra Donna Anna. Hace unos años, maac nos habló de ella en su blog. Vamos a escucharla cantando el rondó Non mi dir, bell'idol mio junto al Don Ottavio de Michael Schade.


Vídeo de Duci3834

En el papel de Donna Elvira se turnarán dos mezzos. La primera, a la que podremos escuchar el día del estreno, es la conocida belcantista Sonia Ganassi, a quien escucharemos cantando el aria Quant'è grato all'alma mia, de la ópera Elisabetta, Regina d'Inghilterra de Rossini, en la que el oyente avispado descubrirá un parecido nada disimulado durante unos compases con la celebérrima Una voce poco fa del Barbiere.


Vídeo de DieVogelQDU

La segunda Donna Elvira será la australiana Caitlin Hulcup, habitual de la Ópera Estatal de Viena, a quien escucharemos cantando el aria Amid A Thousand Racking Woes, de la ópera Artaxerxes de Thomas Arne (el autor de Rule, Britannia!).


Vídeo de PalmideArtaserse

Nuestro Don Ottavio será el tenor ruso Dmitri Korchak, a quién lamento no haber podido escuchar en la reciente Cenerentola. Tengo muchas ganas de ver qué tal lo hace cantando este papel, algo ingrato en lo argumental pero con dos arias preciosas. Escuchémosle cantando Dalla sua pace en un recital de hace poco más de un año.


Vídeo de cygankvao

Completarán el reparto la Zerlina de Rosa Feola, de la que se puede escuchar alguna cosa (poca) en youtube, el Commendatore de Alexánder Tsymbalyuk y el Masetto de Simon Lim, ya conocidos en Les Arts.

19 comentarios:

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Pues a mí me han encantado las declaraciones de Miller. Con dos cojones.

Teresa dijo...

Jo no estic d'acord en tot el que diu Miller, però si en una bona part, en el que fa referencia a públic i edifici del Palau de Les Arts. Que es pot extrapolar a altres llocs, evidenment.
Com que he d'anar a València per feina, casualment ahir, abans de la publicació del post (que m'ha anat molt bé), m'he tret una entrada...no massa convençuda, pero m'interessa la direcció de Mehta i, ja que hi soc...

Titus dijo...

Vamos a ver, de la entrevista a Miller se desprende que:

-La ópera le parece un coñazo.
-El público de ópera está formado únicamente por snobs que sólo van a lucir visón.
-El Palau de les Arts espanta a la gente joven.
-"Todo lo que no resulta real, es kitsch".

La primera frase es muy libre de decirla, pero lo cierto es que queda feo dedicarse a la ópera y hablar mal de lo que te da de comer. Hubiese resultado mejor, más sincero y más punki si hubiese dicho, por ejemplo: "La ópera me aburre, pero como soy un pesetero, aquí estoy haciendo producciones en las que ni creo ni me importan para gente que me repugna por unos cochinos euros (y no pocos) en vez de retirarme". Además, seguir a estas alturas criticando la nula calidad de los libretos de la mayoría de óperas... ¿pero este tío aún no se ha enterado de que al 90% de las óperas se va por la música; que no hay ni habrá jamás en el mundo un solo espectador de Don Giovanni que vaya al teatro a ver su trabajo, y no el de Mozart o el de los cantantes?

La segunda frase es, simple y llanamente, falsa. No sé vosotros, pero yo no me identifico en absoluto con ese tipo de público que él retrata. Sé que existe, pero no es el único público. Y más nos vale a todos que exista, o los teatros, ya en crisis, cerrarán definitivamente por falta de público. Desde luego, declaraciones como las suyas no van a ayudar a traer público nuevo, así que mejor haría cerrando el pico y limitándose a coger su cuantioso cheque sin tanta cháchara.

Sobre la tercera frase, un simple paseo por un entreacto en Les Arts, o en cualquier teatro, demuestra que hay gente mayor pero también gente joven entre los asistentes. ¿Que la ópera tiene menos tirón entre los jóvenes que un concierto de Shakira? Cierto, pero eso siempre ha sido así. Y la posible solución no tiene nada que ver con el edificio, sino con la programación. Desde luego que el edificio es desproporcionado, megalómano y todo lo que queráis, pero eso lo sabemos nosotros que conocemos la sociedad española y valenciana y sabemos quién y por qué lo construyó. El viejales este habla por hablar.

-La última frase la he puesto simplemente porque es tan evidente que es falsa, que es una generalización injusta y que no es más que su gusto personal elevado a la categoría de axioma que me sirve para ejemplificar como este señor no hace más que pontificar y soltar exabruptos revestidos de una capa de falsa rebeldía pero que no resisten un simple análisis objetivo.

Teresa dijo...

Vaja, Titus... que dius que no vas amb visons a l'òpera? ...quina decepció! El dia que vagi els contaré, i segur que, a pesar del magnífic clima mediterrani de València en aquesta època, en vec un munt.

GLÒRIA dijo...

Hello Titus!
Has fet un treball molt interessant i desitjo que gaudeixis molt de la que és per a mi, l'òpera més bella de Mozart i una de les més belles que s'han escrit.
El senyor Miller és dels que li agrada´"épater le bourgeois" i dir el què pensa sense embuts. No deu viure solament de l'òpera sinó també del teatre i té raó quant els arguments que, de vegades, són ben irrisoris. pel que fa a visons, no té raó. Sempre hi ha qui en porta però hi ha molta més gent que no en porta i, avui dia, l'òpera ja no és només per les elits adinerades.
M'ha agradat especialment "Dalla sua pace" que és una de les meves àries predilectes. Aquest xicot m'ha recordat l'elegància en la dicció i també, el color de veu de Juan Diego Flòrez.
Rep una abraçada!

Titus dijo...

Teresa, no vaig amb visons, i és una llàstima perquè segur que estaria arrebatador. Però els que van amb visons, que en són un munt, paguen entrades, més cares que la meua segurament, i això a l'hora de fer els comptes és el que ens salva. Igual que el museu de El Prado depén dels turistes japonesos que no saben si estan a Madrid o a Copenhague i si els quadres que tenen davant són barrocs, neoclàssics o romàntics. Si només anaren autèntics amants de l'art, durava dos mesos obert.

Glòria, Don Giovanni també és el meu Mozart favorit. I té gràcia que Miller critique els librettos de les òperes justament quan monta un Don Giovanni, amb un libretto meravellós de Da Ponte del que ja veurem si sap treure partit. Pel demés, aquesta actitud d'"enfant terrible" queda més ridícula quan menys té un d'"enfant".
Una abraçada!

Anónimo dijo...

Excelente post para los que vamos a tener la oportunidad de asistir a "Don Giovanni".
El Sr. Miller se descalifica a si mismo y no vale la pena perder ni un segundo con sus declaraciones. ¿Cuánto ha cobrado en 2.006 y ahora?. Pues eso...
Un aficionado a la ópera

Titus dijo...

De acuerdo con lo de Miller, aficionado. Me alegro de haberte sido de utilidad.

maac dijo...

Me parece muy coherente lo que dice Miller, ya ha hecho todas las óperas que quería hacer menos dos, está cansado, le aburre el público que va a la ópera porque muchos van a figurar, lo importante es el contenido y no el continente, no legusta viajar, la mayoría de las óperas no son interesantes como obras dramáticas -él no se dedica a la parte musical-... Nada que objetar.
Yo, lo único, agradecería algo más de matización, pero igual el fallo está en la transcripción de la entrevista.

Lo que me chirría un poco es que el edificio espante a la juventud, más espantaría otro tipo de edificio más rancio, de corte decimonónico.

Lo que en realidad espanta es la funcionalidad del edifico y su carácter faraónico, pero la Sala Principal, con todos sus defectos, me parece de lo mejor que tiene.

maac dijo...

La nula funcionalidad, quería decir.
Se me olvidó: gracias por el enlace.

Joaquim dijo...

El dia que el director musical i els cantants siguin el centre d'atenció de les representacions d'òpera i que siguin ells els que s'enduen la major part del pressupost d'una representació, aquell dia i només aquell dia potser pensaré que l'òpera té un cert futur, però si la producció teatral, un simple embolcall per a la majoria d'òperes, s'endu el màxim pressupost de les temporades, tenim els dies comptats.
En qualsevol cas, jo crec que l'òpera no té gaire futur, ho lamento, però ho crec.

Titus dijo...

Maac, como mínimo lo de Miller es poco elegante. Sincero o no, pero poco elegante. Luego están los absurdos sobre el edificio que tú mismo señalas.

Joaquim, no sé si l'importància de l'escena matarà a l'òpera o si, pel contrari, és el que atrau nou públic. He sentit les dos opinions i les dos tenen bons arguments a favor, estic indecís. En tot cas, jo crec que l'òpera sí que té futur, però demana un canvi de direcció que només es produirà quan també tinga lloc un canvi generacional.

maac dijo...

Poco elegante = políticamente incorrecto. Lo es, pero qué más da, se agradece que, por una vez, alguien diga lo que piensa. No me parece una boutade lo que dice Miller, aunque tampoco lo comparto al 100%.
También hay que reconocer que llamar la atención es una de las mejores formas que hay de publicitar lo que se hace.

illicopresto dijo...

"El dia que el director musical i els cantants siguin el centre d'atenció de les representacions d'òpera"

Hasta la fecha siguen siendo el centro de atención y por supuesto que son ellos los que se llevan la mayor parte del presupuesto. No creerás que este Don Giovanni + Miller ha costado más que el cachet de Mehta? Dicta la leyenda urbana desde hace mucho tiempo que los directores de escena son los "dictadores" de la ópera. Mucho me temo que los que cortan el bacalao siguen siendo los directores musicales. Tanto por su importancia como por los cachets desorbitados. Que se me nombre algún director de escena que cobre más que un director musical y ya lo hablaremos.
Por cierto, estoy completamente en desacuerdo con las declaraciones estúpidas del señor Miller. No es querer ser políticamente incorrecto ni llamar la atención. Es simple y llanamente una estupidez supina. Si no le gusta la ópera ni todo lo que le rodea, pues que se vaya a leerse la obra completa de Shakespeare una y otra vez y nos deje a la ópera en paz.

Joaquim dijo...

El Don Giovanni de Miller no lo sé, pero con lo que costó la tetralogia furerea, seguramente haces una temporda bastante apañadita y si Les ARts apostó por tener a los directores musicales más peseteros del mercado, ahora no debería extrañar. Quien algo quiere MUCHO le cuesta.

Titus dijo...

Illicopresto, Joaquim, a no ser que alguno de los dos tenga datos exactos de lo que cobran unos u otros y de lo que vale una u otra producción, estamos hablando por hablar. La tetralogía furera segurmanete será cara, sí, pero ¿cúanto exactamente? ¿Da con su precio para pagar toda una temporada? No tengo ni idea. Y otyra pregunta más importante ¿se va a rentabilizar? Porque yo la veo más vendible que bodrios como el Don Giovanni de Miller o la Carmen de Saura, y si a la larga proporciona ingresos, doy por bueno todo el gasto que ha supuesto.

Joaquim dijo...

Efectivamente, imposible saberlo, la transperencia no es una de las virtudes de Les Arts.
Por otro lado ingresos dan todas las producciones, beneficios no, creo que ninguna, claro, sin contar las subvenciones.
La òpera es por concepto deficitària y necesita de paortaciones altruistas, vengan de la administraciones públicas o de las esponsorizaciones privadas, para subsistir, es por ello que en primer comentario mencioné su desaparición, a parte de otros argumentos que sería muy largo exponer aquí.

Eva dijo...

A mí me ha encantado lo de "cuando hice 'Rigolleto'". ¿Quién le ha vendido esta entrevista al entrevistador y le ha dicho "tú, diga lo que digas, te gusta la ópera y te da mucha pena que no vaya la gente, tú te gusta mucho la ópera, no lo olvides"?
En cuanto a este hombre... lo cierto es que si se retira... bien podríamos poner al final de la entrevista el final del mismo Don Giovanni... aquéllo de "questo è il fin di chi fa mal"

Titus dijo...

Pues sí, entre un entrevistador que seguramente no tiene ni idea de ópera y un director de escena que dice que le aburre, la entrevista es un despropósito. Como la puesta en escena de Miller, otro despropósito. Afortunadamente, es la última que perpetra.