domingo, 10 de febrero de 2013

Hacia la belleza a través de la ralentización.

Vuelvo a escribir entradas a una mano mientras con la otra sujeto a un niño dormido, así que disculpad mi brevedad.

Ayer Ran Kirlian, que además de amigo es músico (podéis escuchar su obra AQUÍ), me descubrió esta pieza musical, que por lo visto lleva ya un tiempo rodando por internet e incluso ha servido de inspiración para  la música de una película (Dredd, basada en el personaje de cómic del mismo nombre). La obra en cuestión recuerda a la música ambient, quizá a ese maremagnum de música electrónica y creencias absurdas que se conoció en su día como new age, término hoy en desuso, o incluso puede recordar al canto gregoriano, a la banda sonora de algunas películas de Hollywood, al canto de las ballenas... Pero no es otra cosa que una canción del infame Justin Bieber (U Smile, se titula) ralentizada un 800%. Convendréis conmigo en que supera con creces al original. Si lo ponéis en duda, siempre podéis buscar el original y comparar, yo me niego a colgarlo.

¿Qué conclusiones sacamos? ¿Que todo mejora si lo ralentizamos loi suficiente? ¿Que todo el esfuerzo de los compositores de música ambient se podría ahorrar ralentizando cualquier cosa que salga en los 40 principales? ¿Que Justin Bieber, en cierto sentido, no lo hace tan mal? Yo qué sé. Yo estoy aquí para sujetar niños durmientes, no para dar respuestas.


Vídeo de turinpt2

9 comentarios:

Atticus dijo...

Tienes el ¿honor? de haber sido el único ser vivo, que sigue vivo, que me ha hecho escuchar al Justino.
Esto del 800% ¿no es lo que hacía Maazel?

Un abrazo al papá y a la criatura

Titus dijo...

Imagínate que ralentizamos el Parsifal de Maazel un 800%, duraría eones.

Allau dijo...

Daría el pego junto al 'Brutal ardor' de Brian Eno y 'The sinking of the Titanic' de Gavin Bryars.

José Luis dijo...

Lo primero que me ha recordado es la música original de El paciente inglés. Y tampoco yo sé qué.

Titus dijo...

Allau, después de una escucha a ambas piezas, desconocidas para mí, concuerdo en que daría el pego. Sobre todo al lado de la de Bryars, que además es la que más me ha gustado.

José Luis, busco en youtube la música de El paciente inglés y sólo encuentro una pieza cantada en húngaro que se parece a esto como un huevo a una castaña. Supongo que habrá más música en la película, pero me he quedado ahí.

José Luis dijo...

Ja,ja, un huevo y una castaña se parece bastante, pero no es la canción húngara, pero sí lo que viene después (minuto uno) en este youtube

http://www.youtube.com/watch?v=caDKlkleL-M

Es hacerle mucho favor al "enlentecimiento" que has puesto, que se parece bastante más a lo que se oye en montones de pelis, pero es lo primero que me vino a la cabeza. No me hagas caso.

maac dijo...

El otro día, sin ir más lejos, al ir a hacer una tortilla de jamón, confundí los huevos con las castañas y no veas que invento más rico.
Otra vez, en Mercadona -por cierto, la misma que sale en los cuadernos de Bárcenas, nunca pensé que tendría el mismo proveedor alimentario que el PP- me di una castaña contra una pila de cajas de huevos del supermercado y también acabó la cosa en tortilla.

Titus dijo...

Castañas fritas con jamón no puede ser un invento rico en la vida, por muy metafísico que te pongas.

maac dijo...

Tú échalo sobre unos canónigos y brotes verdes -eso de que muchos políticos hablan y pocos han visto- y luego me cuentas.