sábado, 5 de diciembre de 2009

Entrada robot: Sinfonía 40 de Mozart




Hola humanos.

Soy un robot programado por Titus antes de irse de vacaciones. Si todo ha salido según lo previsto, en este momento Titus está escuchando esto:


Vídeo de osmontes

9 comentarios:

Allau dijo...

Vacances via el túnel del temps o sessió d'esperitisme? Bon pont anyway.

GLÒRIA dijo...

Titus,
A causa d'un senyor que es deia o es diu Waldo de los Ríos aquesta simfonia que ell va re-escriure per fer-la més planera, no m'ha fet mai feliç. Vull fer constar que de los Ríos va deixar molta obra clàssica versionada per fer-la més propera a la gent, el mateix que durant molt temps va fer Franz Hayn al Regne Unit.
Si estàs de "bridge" que sigui senses aigües remogudes.
Enjoy!

assai dijo...

Felices vacaciones!

maria teresa dijo...

¡Que disfrutes!

Atticus dijo...

Ja,ja,ja... Glòria, a mí me pasó lo mismo con esta sinfonía y Waldo de los Rios (que por cierto está muerto y remuerto, se suicidó en el 77), quien también destrozó otros clásicos como la 9ª de Ludwig Van o Nabucco.

Pásalo bien, Imperator y luego cuéntalo todo los que nos hemos quedado a currar.

Barbebleue dijo...

"El material del que estás hecho es blando y flojo, carece de resistencia, y su energía depende de la oxidación ineficiente del material orgánico" (Yo, robot)

Díselo a Mozart, majo!

Titus dijo...

Ya he regresado de mi bridge, que afortunadamente no fue over troubled water. Como yo he tenido la fortuna de escapar del influjo de Waldo de los Ríos (excepto de su novena beethoveniana llevada al pop en la voz de Miguel Ríos, de la que nadie con orejas ha podido librarse), ninguna influencia externa me impidió disfrutar con la 40 de Mozart. Evidentemente no pude hacerlo con Böhm y la Filarmónica de Viena sino con Pons y la ONE, pero menos da una piedra.

FLV-M dijo...

Vaya, yo vi este concierto la mañana del domingo. Hubo de todo, ¿no? La 40 me gustó bastante poco...

Titus dijo...

El sábado la 40 fue lo que mejor estuvo del programa, aunque la verdad es que no hubo nada realmente destacable. La 27 pasó sin pena ni gloria, en todo caso me gustó el primer movimiento bastante ágil. La sinfonía de Lalo no la conocía y la verdad es que tampoco me perdía nada, bastante castaña, aunque al menos daba opciones para el lucimiento de la violinista Leticia Moreno.

En general, un sonido muy gris si se me permite la sinestesia, con unos metales que sonaban a bocina. Pons me gustó, muy ortodoxo, conservador pero muy correcto.