lunes, 3 de marzo de 2008

Giuseppe di Stefano, descanse en paz


Esta madrugada ha fallecido uno de los mitos operísticos del siglo XX, el tenor Giuseppe di Stefano, conocido cariñosamente como Pippo. Poseedor de un timbre de gran belleza, una dicción perfecta y sobre todo, un apasionamiento sin igual, su luz brilló con mucha fuerza y se apagó rápidamente. Para la historia quedarán sus grabaciones, sobre todo las más tempranas y sus innumerables anécdotas en las que aparece retratado como un juerguista con más interés en ligarse a alguna corista que en ensayar su papel. Cantó bien y vivió bien, descanse ahora en paz.

Vamos a escuchar su famosísimo Salut, demeure del Faust de Gounod. Hacia el final del aria (minuto 3:50), Pippo ataca el do en forte y hace un diminuendo hasta pianissimo, consiguiendo un pequeño milagro vocal. Rudolf Bing lo calificó como el sonido más hermoso que jamás había salido de una garganta humana durante sus años como intendente del Metropolitan.



Vídeo de gabrielpadilla

Di Stefano formó junto con Maria Callas una de las más grandes parejas de los años 50. Sus grabaciones para EMI rivalizaban con las de la otra gran pareja de la época, Mario del Monaco y Renata Tebaldi en DECCA. Escuchemos a Pippo y Callas cantando el dúo Verrano a te sull'aure de Lucia di Lammermoor de Donizetti.




Vídeo de actor001

2 comentarios:

Papagena dijo...

Vaya, te acabo de escribir por si no te habías enterado.
Me da muchísima pena, era uno de mis favoritos. Sé que era ya muy mayor, pero...estaba.
Hemos puesto el mismo vídeo, el de Gounod...está realmente maravilloso ahí. Es de las voces más bellas que he escuchado, y esa manera de cantar, tan cálida, tan cercana, no ha habido nadie parecido.

Descansa, Pippo, y gracias por haber existido.

Me da mucha pena :´-(

Barbebleue dijo...

Descanse en paz el rey del fraseo.