lunes, 28 de abril de 2008

The Velvet Underground (VII) - El cuarto disco que nunca existió


En 1969, tras la publicación de su tercer disco, el primero sin John Cale, The Velvet Underground vuelve al estudio de grabación, no está claro si con la intención de grabar un cuarto disco o no, hay declaraciones contradictorias de Reed y Tucker. Lo que sí se sabe es que cuando MGM les echa y se van a Atlantic, las cintas quedan olvidadas en su antigua discográfica. No sólo nadie se preocupa por ellas, sino que además las canciones allí grabadas desaparecen de su repertorio. No es hasta muchos años después de la disolución de la banda que MGM decide sacar el disco VU, en el que aparecen estas grabaciones junto con las últimas realizadas con Cale que ya repasamos en la anterior entrada dedicada a la Velvet. Las canciones grabadas en estas sesiones post-Cale muestran a una Velvet a mitad de camino entre las canciones acústicas con tintes folk de su disco anterior y el pop-rock desatado de su siguiente y último disco, Loaded.

Empecemos escuchando I can't stand it, un blues a la Velvet. El vídeo, como es habitual, no tiene nada que ver.




Vídeo de paulolemlibol

Como ya dije anteriormente, me encanta la inocencia del canto de Moe Tucker. Sólo puso su voz en dos canciones de la Velvet, pero ambas son maravillosas: After Hours y ésta, I'm sticking with you.





Vídeo de contrarymary77

8 comentarios:

Barbebleue dijo...

No conocía este inexistente disco pero, a juzgar por las muestras, mejor que no existiese. ;-P

Titus dijo...

¿No te gusta I'm sticking with you?

Barbebleue dijo...

Para lisérgicas prefiero a las bandas de la costa oeste.
(hoy tengo el día puntilloso)

Titus dijo...

Normal que prefieras la costa oeste siendo gallego, yo prefiero la este, que es lo que me toca. Ahora en serio, la Velvet era totalmente contraria al lisergismo californiano, de hecho hay una larga relación de odio velvetiano hacia varios grupos californianos, especialmente The Doors. A mí la estética y la música hippy californiana me deja bastante indiferente, me quedo con la oscuridad neoyorquina.

maac dijo...

Este disco creo que todavía lo conservo, bueno... conservo todos los de la Velvet y Lou Reed que tuve alguna vez -por ahí están empaquetados-, excepto algunos que deje a un desalmado hará más de una decena de años para grabar una cassette a su novia y todavía estoy esperando los devuelva... iluso que es uno. Por cierto, I'm sticking with you siempre fue una de las canciones que más me gustaron de ese disco.
El fenómeno Velvet parece que tuvo más repercusión, por lo menos en España, en los ochenta que en los sesenta-setenta ¿Es así? De hecho yo los considero como un grupo de mi generación aunque no lo sean, sin embargo, otro grupo que siempre me gustó, The Jam, que es un poco anterior a mi generación, lo consideraba como grupo pasado. Igual estoy siendo demasiado subjetivo.

Titus dijo...

Supongo que ese retraso en la llegada a España de su música tendrá que ver con la poca distribución que tuvieron sus discos en su momento. Cuando el gupo se separó, apenas eran conocidos, sin embargo varios años después muchos grupos de éxito reconocían su influencia, lo cual, unido a la exitosa carrera de Lou Reed en solitario, hizo que se reeditaran todos sus discos y que se sacara a la luz rarezas como este disco, VU, o el directo Live at Max's Kansas City. A España lo que llegó fue directamente la reedición, coincidiendo con el movimiento punk, que también llegó con retraso. Podemos decir que pasaron de ser unos desconocidos a un grupo de culto sin la etapa que normalmente va en medio, la del éxito, la fama y el dinero. The Jam, en cambio, tuvieron una buena distribución y no llegaron con retraso. Además, la música de The Jam es menos atemporal, es normal que pasase de moda pronto.

Barbebleue dijo...

Aunque californianos The Doors nunca pertenecieron estrictamente al denominado rock ácido, auténtica banda sonora de la cultura hippie. Creo que grupos como Grateful Dead, Jefferson Airplane, Mothers of Invention, Quicksilver Messenger Service, etc estaban muy por encima de la VU, tanto a nivel instrumental como imaginativo. Aunque, efectivamente, son de una estética completamente diferente, menos solar, más maníaco y autodestructivo. Su testamente musical y vital fue el punk, estética sonora que aborrezco. En todo caso, si te fijas en su primer disco hay muchos contactos con el lado oeste.

PS: es curioso, trasladado a nuestro entorno creo que me correspondería a mi el lado introvertido y nebuloso neoyorquino, y a tí, como levantino, más el hippismo ecológico.

Perdón por el rollo.

Ximo dijo...

I'm sticking with you es una de las mejores canciones de la Velvet sin duda alguna. Y en cuanto al debate sobre las bandas de la costa Oeste y las de NY, el hecho es que por muy oscura que fuera la música de la Velvet, por ejemplo, nunca era aburrida, como sucedía con las interminables letanías de los Doors, si uno no había consumido drogas al por mayor, en cuyo caso hasta Jimmy Hendrix parecía divertido.