jueves, 15 de mayo de 2008

Maria Guleghina como Lady Macbeth

Así cantaba Maria Guleghina el papel de Lady Macbeth en 1997:


Vídeo de Onegin65

La voz impresiona, potente, sana, brillante. La única pega llega en la coloratura de la cabaletta y en los agudos con los que la culmina. No sé si el tempo acelerado del director (Riccardo Muti) potencia que falle en la coloratura o trata de disimularlo, más bien me inclino por lo segundo. En cualquier caso, me gusta el resultado final.

Ahora veamos como afrontaba Guleghina el mismo papel varios años después.




Vídeos de gtelloz

Desgraciadamente, no tengo datos exactos sobre esta última actuación. ¿Es el último Macbeth del Liceu, con Carlos Álvarez en el 2003 o 2004? Lo ví por TV3 en su día, pero no recuerdo bien la escenografía. Bueno, a lo que íbamos, a la voz. Ha perdido esmalte, parece que le cueste controlar el fiato y lo peor, ha aparecido un acusado vibrato. ¿Tuvo una mala noche o su instrumento no ha podido resistir el desgaste al que ha sido sometido estos años? Si es ésto último, lamentablemente no ha suplido la pérdida de facultades vocales con un incremento en la sutileza del canto o en la profundización psicológica, lo cual es una pena porque, mal y todo, sigue siendo una voz notable. ¿Qué nos deparará su próxima Turandot en el Palau de les Arts? ¿Sabrá sacar partido del papel de la principessa di gelo, carente de esa coloratura que tanto se le atraganta y nos dejará rendidos con sus potentes agudos o cantará a lo bruto y con una voz cada vez más cascada? Espero que sea lo primero, por poder disfrutar de una gran Turandot y porque eso significaría que aún hay Guleghina para rato.

9 comentarios:

maac dijo...

Me hubiera gustado que Jennifer Wilson hubiera hecho doblete con Turandot y Brünnhilde. Ella debutó en 2002 en Connecticut con Turandot y tiene previsto cantarla próximamente en el Covent Garden.

Titus dijo...

Yo estaba convencido de que sería así hasta que dijeron que venía Guleghina. Hubiera preferido que la trajeran con Macbeth o con Nabucco, pero bueno, ya veremos qué tal se le da el papel de Turandot.

Barbebleue dijo...

La Wilson hará la Valquiria con la OSG en A Coruña en octubre.

Barbebleue dijo...

Me olvidaba de la Guleghina: el pasado año nos regaló por aquí una Norma muy "tosca". En la línea que apuntas: vibrato, agudos "abiertos", tendencia al griterío, "out of tune"; compensados con una enorme entrega dramática y psicológica y un caudal vocal que se escuchaba desde el foyer.

Mimenor dijo...

Guleghina está muy ilusionada pues debuta en el papel.

maac dijo...

Me parece que Guleghina ya ha cantado Turandot antes.

maac dijo...

Pues ahora me parece que no lo ha cantando antes sino que lo cantará en otros teatros como el Met y el Liceu.

diamante_de_fuego dijo...

Guleghina es la soprano spinto más grande de los 90 y el 2000, ninguna se le iguala, poruqe tiene todo punta, redondez mórbida, color, vibrato hermoso, potencia sin igual, compromiso escénico, se convierte en el personaje, canta todo con un acento especial que lo hace distinto y única, es una artista plena de sopresas, de una fuerza trascendental, canta como si fuera un cañon, la orquesta queda pequeñisima aún en el fuerte mas grande. Es gloriosa, todo lo que hace es maravilloso y su Turandot flamante es de lo más perfecto que he oido en el rol, logrado desde la frialdad del personaje y la voz con esos tintes maléficos! Brillante, y tiene carrera para 10 o 20 años más, un castillo dura siglos, su voz es de una fortaleza natural, sin precedentes y jamás cansa oirla, pues te envuelve con el sonido de forma sin igual, como si fuera un oceano de sonido. VIVA GULEGHINA!

Titus dijo...

Sin ser tan apasionado, lo cierto es que a mí también me gusta mucho Guleghina, a pesar de ciertos defectos que un amante de las voces grandes y tonantes como yo puede obviar. Es una cantante que se disfruta mucho más en directo, las grabaciones no potencian sus virtudes y sí sus defectos. En la Turandot del Palau de les Arts, antes de la cual escribí este post, estuvo muy, muy bien. En la del Liceu del año siguiente no tanto.

Bienvenido/a al Imperio de los sinsentidos, diamante de fuego. Espero seguir contando con tus comentarios.