miércoles, 25 de junio de 2008

Cierre de lujo para el wagnerianismo imperante

Hace unos meses enlacé en el blog un vídeo de youtube donde podíamos ver al gran Lauritz Melchior cantando una canción de Grieg, Yie elska die, y entonces prometí que colgaría otro vídeo, sacado de una película al igual que el primero, donde cantaba Winterstürme, de Die Walküre. Pues bien, se me ha ocurrido que, ahora que ha acabado el Siegfried de les Arts y parece que vamos a dejar de hablar de Wagner por un tiempo, qué mejor forma de hacerlo que con este gigante del canto wagneriano.


Vídeo de hvolsvellir

Y eso que ya estaba mayor, ¿eh? Pues más mayor aún estaba en el siguiente vídeo, pero aún así, a ver cuántos tenores jóvenes son capaces de cantar In Fernem Land, de Lohengrin, como Melchior. No hace falta que contestéis, ya sé la respuesta, por desgracia.


Vídeo de Onegin65

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Ejem, yo es que soy muy conformista, y escuchando atentamente y comparando... es que el timbre de Zakhozhaev me gustó mucho, mucho. Sin embargo el Lohengrin Liceístico del año pasado se me ha olvidado. Aquí lo que se le nota a Melchior es que los agudos se le cierran y eso, duele. En todo caso, estupendo cierre de temporada, Titus.

Mimenor dijo...

El comentario anterior es de Mimenor, ¿?¿?¿?¿?, a ver si me matriculo de blogger.

Kenderina dijo...

Mira, Mi..en eso estamos de acuerdo, el timbre del ruso era precioso. Yo me lo imaginaba cantando alguna canción rusa de estas romanticas....jajajaja.

Titus dijo...

Mi, es que si a esa edad aún tuviese los agudos que tenía de joven, más que un gran cantante sería un milagro. Pero aún así, sólo con la zona media sigue marcando la diferencia con todos los que le siguieron y le siguen. Por cierto, he leído que Melchior celebró su 70 cumpleaños cantando el primer acto de Die Walküre en una retransmisión radiofónica, y al parecer lo hizo muy bien. Hay que ver el aguante que tienen algunos.

maac dijo...

Reconociendo lo excepcional del instrumento y la belleza de la voz de Melchior no me parece que sea el intérprete ideal de Lohengrin, disfruto mucho escuchándolo pero no me emociona, demasiado heroico, me falta algo de melancolía.

ximo dijo...

¿Qué quiere decir que estaremos un tiempo sin hablar de Wagner?
Si el Festival está a menos de un mes.
Ponerle peros a Melchior a estas aluras y después de haber escuchado infinifdad de Lohengrin's literalmente horribles, y aún reconociendo que no es el ideal, me parece se un "sobrao" que clama al walhalla.

Titus dijo...

Ximo, no suelo escuchar el festival de Bayreuth, y por lo tanto tampoco suelo comentarlo. Habiendo infinidad de versiones magníficas de las obras de Wagner que aún no he escuchado (de hecho estoy descubriendo, con gran placer, el anillo de Böhm y aún no conozco el de Keilberth), no me apetece pegarme el palizón de escuchar un anillo con cantantes que no me acaban de convencer y encima dependiendo de las retransmisiones radiofónicas en vez de escucharlo cuando yo quiero, como hago con los CDs. De todas formas, seguro que a lo largo del verano Wagner acaba saliendo en alguna entrada, que me conozco.

Barbebleue dijo...

Titus, sólo por la dirección de Thielemann ya merece la pena escuchar el festival de Bayreuth. Yo es que tengo debilidad por los directores...
Böhm me ha "aburrido" un poco, me quedo con Krauss y Keilberth. Kna vive en otra galaxia: la mística.
Y ni se te ocurra dejar de hablar de Wagner.

Titus dijo...

Sí Barbe, de hecho si acabo escuchando algo será por Thielemann, y en todo caso por Dohmenn. Qué curioso que te aburra Böhm, el director con los tempi más vivos. A mí me está gustando mucho su dirección, a falta de escuchar el Ocaso. También influye el reparto, desde luego, pese a que Adam me hace lamentar la ausencia de Hotter.

Barbebleue dijo...

No es cuestión de tempi, más bien se trata de intensidad, impregnación wagneriana. Para tempi vivos, vigorosos, vitales, progresivos, la imprescindible reedición estéreo de Keilberth 55

ximo dijo...

Titus, hay que seguir de cerca el reparto de este año, alguna atrocidad hay, pero ojo a la Sieglinde de Eva-Maria Westbroek y por fin cambio de Brünnhilde con la Dugger que seguramente no le costará mucho superar a su antecesora.
Barbe, gracias por hacerlo entrar en razón.