viernes, 13 de junio de 2008

Sandrine Piau, nuestra próxima Cleopatra

Aunque todo el mundo esté ya con la mente puesta en el Siegfried de les Arts, que muchos de los habituales del blog disfrutarán en la función de mañana, hay una interesantísma función operística (en versión concierto, eso sí) que viene antes en mi agenda. Me refiero al Giulio Cesare in Egitto de Haendel que se interpretará el próximo viernes 20 de junio en el Auditorio de Castellón. Será el regreso a Castellón de René Jacobs y de la Orquesta Barroca de Friburgo, tras su éxito hace tres años con El Mesías del mismo compositor. También repetirá el contratenor Lawrence Zazzo, esta vez en el papel protagonista de la ópera. Pero hoy no vamos a escuchar a Zazzo, sino a la soprano francesa Sandrine Piau, quien interpretará a Cleopatra, el otro gran papel de la obra.

Aquí la tenemos cantando un motete de Vivaldi, In Furore Justissimae Irae RV626, acompañada por el Ensemble Amarillis. La actuación pertenece al Festival de Mísica de Beaune del año 2003.

Primera parte:



Segunda parte:


Vídeos de DeVulgumPecus

Y por último la escucharemos cantando un aria de Cleopatra, Se pietà di me non senti. La acompañan Les Talens Lyriques dirigidos por Christophe Rousset.



Vídeo de robertocuban

3 comentarios:

Papagena dijo...

Muy buena la Piau, qué francesa ella y qué estilazo. Tiene una voz tirando a liliputiense pero cómo la maneja :-O La he visto hace poquísimo en Madrid con Spinosi y es una pasada, te va a encantar.

P.S. Ya me contaréis si en Siegfried el príncipe da el beso a la Bella durmiente, que estoy en ascuas.

Andrés dijo...

Hola. Yo la escuché en Madrid el día 16 de junio y me pareció bastante decepcionante. No podía alcanzar con mínima comodidad los agudos más simples (un fa, un sol...). En mi opinión, tiene un exceso de vibrato que desvirtúa la música de Handel. Sabe qué hacer (crescendi, reguladores, fiato...), pero la calidad de la voz no me parece la mejor. Prefiero a Emma Kirkby o Suzie Leblanc para este papel. Lawrence Zazzo, en cambio, me pareció excepcional, aunque algo tenso al comienzo.

Titus dijo...

Hola Andrés, bienvenido al blog. En Castellón la verdad es que no tuvo ninguna dificultad en el agudo, ni le noté ningún problema de vibrato o de incomodidad. En todo caso, empezó un poco apagada hasta que poco a poco fue entonandose y acabó a un gran nivel, pero desde el punto de vista estrictamente vocal no le puedo poner ninguna pega. Coincido contigo en que Zazzo está en estos momentos en un estado glorioso.