sábado, 18 de octubre de 2008

Die Forelle


Ayer ví en televisión una cosa curiosa, algo que está al alcance de cualquiera pero que nunca me había planteado hacer. Tras emitir el lied Die Forelle (la trucha), de Franz Schubert, interpretado por una soprano más bien sosainas cuyo nombre no recuerdo, los de Unitel clásica programaron el quinteto homónimo del mismo autor, cuyo cuarto movimiento consiste en una serie de variaciones sobre el tema del lied. Ya digo, algo muy simple, una relación de ideas de lo más evidente, pero lo cierto es que nunca antes había escuchado el lied y el quinteto seguidos. Por si alguno de vosotros tampoco había pensado nunca en hacerlo, os dejo aquí dos vídeos para que lo probéis. Primero escucharemos al tenor británico Ian Bostridge cantando el lied con el acompañamiento pianístico de Julius Drake. A continuación, el cuarto movimiento del quinteto interpretado por Julian Rachlin y Mischa Maisky entre otros. En youtube podéis encontrar el quinteto completo.




Vídeo de smoothiw




Vídeo de Iapurnu

3 comentarios:

assai dijo...

No sé si tú opinarás lo mismo pero el mejor Schubert -para mi- está en los lieders y en la música de cámara, creo que no dominaba tan bien la orquestación y sus sinfonías adolecen un poco de eso, son un poco repetitivas y algo faltas de originalidad, sin embargo sus lieders y su música de cámara son sencillamente fantásticos.
Este cuarteto lo re-escuché con ocasión de la lectura de un libro, es de esa cosas que no te das cuentas de que es estupendo porque lo has escuchado n veces de pequeña, hasta que un día lo redescubres. Gracias.

Titus dijo...

Yo también creo que Schubert estaba en su salsa en lieder y en música de cámara. Sus cuartetos de cuerda, por ejemplo, están entre lo mejor que se ha compuesto jamás. Sus obras para gran orquesta pierden esa sutileza de lo pequeño que tan pocos han conseguido captar tan bien como él. No sé a quién le oí decir que Schubert acabó sus días lamentando no haber llegado a componer como Beethoven y eso le impidió darse cuenta de que había llegado a componer como Schubert, que tampoco estaba nada mal.

Barbebleue dijo...

Comentarios extensibles a Schumann o Chopin.