domingo, 2 de noviembre de 2008

Cambios en la temporada del Palau de les Arts

Los gestores del Palau de les Arts vuelven a tomar el pelo a su público.

Nuevo look, la misma ineficacia

No sorprenderá a nadie, acostumbrados como estamos a que nos den gato por liebre con todo el descaro del mundo. En el libro que se repartió entre los asistentes al Parsifal del viernes pasado con información sobre la temporada 2008/2009 hay cambios respecto a los repartos que se anunciaron a principio de temporada. Cambios, en algunos casos, importantes y totalmente injustos para con los que compramos nuestros abonos o nuestras entradas antes de que se anunciasen.

El primer cambio, que no viene en el libro pero que ya se ha hecho público, es el del barítono Carlos Álvarez, que será sustituido en Luisa Miller por Andrzej Dobber (más información en el blog de maac). En este caso no creo que se pueda culpar a la gestión del Palau, pues Carlos Álvarez ya canceló por enfermedad sus compromisos con el Real de Madrid en el reciente Ballo y se comenta que podría cancelar también el Simone Boccanegra que tiene programado en el Liceu.

En el Faust de Gounod que se ofrecerá en febrero nos encontramos con que el papel de Valentin, inicialmente cantado sólo por Gabriele Viviani, recaerá en Mario Cassi en las funciones de los días 8, 11 y 17. Bueno, como no conozco a ninguno no sé si esta alternancia será para bien o para mal, pero mal vamos cuando se anunció un cantante y al final son dos.

Pues sí, muy mal vamos, porque en Così fan tutte estaba anunciada Barbara Frittoli como Fiordiligi en todas las funciones y al final tres de ellas, los días 11, 14 y 17 de marzo, las cantará Alexandra Deshorties. ¿Y los que compramos nuestra entrada creyendo que veríamos a la Frittoli? Porque una cosa es que un cantante tenga que ser sustituido por enfermedad, algo comprensible, y otra que se anuncie un nombre que al final resulta que sólo va a cantar unas funciones y esto se diga cuando las entradas ya llevan varias semanas a la venta. Si esto no es una estafa no sé qué lo será.

Alexandra Deshorties contemplando con arrobo el contrato que le ofrece Helga Schmidt.

Alexandra Deshorties es una joven soprano franco-canadiense, habitual en el Met, dicen que por ser una protegida de Levine. En ESTE artículo en inglés podemos leer que un espectador fue desalojado del Met por el personal de seguridad después de haberla abucheado durante un Rapto del Serrallo. AQUÍ podemos ver un fragmento de su actuación como Donna Anna en el Festival de Aix-en-Provence del 2002 (a partir del minuto 0:43).

Pero aún hay más. En la Turandot con la que se cerrará la temporada estaban anunciados los dos protagonistas de las funciones del pasado Festival del Mediterráneo, es decir, Maria Guleghina y Marco Berti. Pues bien, ahora nos encontramos con que Guleghina se turnará con Elisabete Matos, que cantará los días 22, 25 y 29 de abril. Pero peor aún es lo de Berti, que ha desaparecido del programa. En su lugar, Jon Villars y Jeong Wong Lee cantarán el papel de Calaf. Ni siquiera anuncian qué funciones cantará cada uno de ellos.

Aquí tenemos a Elisabete Matos cantando In questa reggia de Turandot. No es lo mismo que Guleghina, no es lo mismo.


Vídeo de berganzita

Los abonados del turno C, los mismos que pagamos para ver a Katarina Dalayman y acabamos sufriendo a Judith Németh (y esto, siendo buenos, aún podía colarse como sustitución in extremis por enfermedad) nos encontramos ahora con que hemos pagado por Frittoli y nos van a dar Deshorties, hemos pagado por Guleghina y nos van a dar Matos, hemos pagado por Berti y no sabemos ni siquiera si nos van a dar Villars o Lee. Y aquí no hay excusa que valga, esto es una tomadura de pelo de tomo y lomo. Que no es lo mismo, que es injusto que sin razón ninguna nos den gato por liebre, que no se puede cobrar lo mismo a quien va a escuchar a una cantante de primera división que a quien va a escuchar una de segunda o de tercera. Muy mal, doña Helga, muy mal.

5 comentarios:

Kenderina dijo...

¡Que fuerte! Hacemos abonados y vendemos entradas con la primera división y cuando ya esta el pescao vendido..se anuncian los cambios...que verguenza.
Y para alguna de esas funciones aun faltan meses..vamos, que si hay cambios de última hora (aunque sean justificados por enfermedad) no queda casi nada de lo que se anunció originalmente...con esa seriedad no se a donde va a parar este teatro, me da muuuucha pena :(

Baltolkien dijo...

No os preocupéis, que este palau nunca cerrará, con abonados o sin ellos.
En caso de que les falte pasta, regalaran las entradas y los no-abonados pagaremos con nuestros impuestos las pérdidas.
Ya lo hacemos con Terra Mítica, Canal Nou, el Museu de las Artes, etc.

Titus dijo...

No, si a mí no me preocupa que cierre, lo que me preocupa es ir a escuchar a un cantante por el que he pagado un precio bastante alto y encontrarme con otro por el que no habría dado ni un duro.

Barbebleue dijo...

Huele a nuevo rico.

Joaquim dijo...

Es el precio que tenéis que pagar por tener a la mejor orquesta del Estado español y a los dos directores más peseteros del circuito.
Los números no cuadran y ya verás como el próximo año el recorte será generalizado en todos los teatros.
Los cantantes que os proponen para la sustituciones juegan descaradamente en otra división.
A mi la Matos me gusta, pero como Turandot va a aser que NO!.
La Deshories cantó en el Liceu, en una sustitución de La Clemenza, está bien pero no es la Frittoli.

Lo de los tenores del Turandot mejor te lo cuento en otra ocasión para no causarte una úlcera estomacal.
Ciertamente hay para cabrearse y eso que aún estoy montado en la nube parsifalesca en la que tuvimos que apechugar con la Németh, pero vaya lujo de representación. Como mínimo, siempre os quedará lo vivido y disfrutado.
El futuro se presenta complicado para todos y si no, al tiempo.