martes, 9 de diciembre de 2008

Don Carlos, Don Carlo y Dom Karlos


De regreso tras unos días de asueto en los que he conseguido quitarme a Monteverdi de la cabeza (y dejar hueco para Gluck, al que voy a empezar a escuchar de forma intensiva esta misma tarde), me encuentro con que muchos habéis comentado el Don Carlo con el que se inauguró la temporada milanesa. Yo vivo en mi mundo y la verdad es que ni me acordaba de que tal acontecimiento iba a tener lugar estos días ni de cuál era la ópera elegida para la inauguración, y eso que la semana pasada leí varios artículos en prensa a raiz del tradicional amago de huelga en la Scala donde se mencionaba el título. El caso es que el día 6 de diciembre, previa de San Ambrosio, mientras Filianotti montaba en cólera y Salminen anunciaba que cancelaba su participación, yo estaba pensando en Don Carlo por otros motivos. Y es que estaba ni más ni menos que en el palacio de El Escorial, donde, siempre según Verdi, el infante don Carlos y el marqués de Posa cantan uno de las más brillantes melodías que jamás salieron de su pluma. Vamos a escucharla en tres versiones, cada una en un idioma. Empezamos con Roberto Alagna y Thomas Hampson cantando la versión francesa, tal y como se estrenó la obra en París en 1867.


Vídeo de palameida

Seguimos con la versión italiana a cargo de Josep Carreras y Piero Cappuccilli.


Vídeo de gtelloz

Y acabamos con James King y Dietrich Fischer Dieskau, ahí es nada, cantando una traducción al alemán.


Vídeo de Gabba02

10 comentarios:

alfredo dijo...

...son tantas las melodías que salieron de la pluma de Verdi que hay que disfrutarlas de una en una, cogerlo con calma y esperar a la siguiente.

Un abrazo,
Ah! me quedo con la alemana.

Titus dijo...

Coincidimos en la versión. Dirán que les falta italianidad, pero les sobra clase y canto del bueno.

Mimenor dijo...

Pero, me resulta tan feote oír este dúo en alemán... Me gusta el espíritu francés, esa manera de decir "libertad". Y para sosaina la de Carreras, qué pedazo estátuas.

teresa dijo...

Estoy con Mimenor, he pensado lo mismo, parecen estatuas de Las Ramblas. Y los últimos, con perdón, cantaran de P.M. pero parecen sacados de una peli de cine mudo. Me quedo con Robertino e Tomasso.

assai dijo...

Me cachis qué maravilla es esta obra, cuánto me gusta, es que me encanta. Y estos post comparativos; vote usted si le apetece, son divertidísmos

Pues estoy de acuerdo con Mimenor y Teresa -aunque hay que reconocer que menudo par- en alemán qué quieres que te diga pues eso...que no me infunden tanto amor y libertad ja ja ja

Teresa, estoy contigo mi voto por Robertino y Tomasso, a pesar de que quizás más que nunca en estos tres ejemplos las comparaciones sean odiosas. Titus, pues eso, cada vez nos lo pones más difícil, y esta vez te has superado

Gracie mille, Titus, un estupendo post!

Barbebleue dijo...

Mi voto para el duo teutón, por intensidad musical y belleza vocal.
A su lado el dúo francés parece una versión pop-light.

Además siempre he considerado el Don Carlo como lo más "wagneriano" de Verdi (toma pecado)

Titus dijo...

Yo siempre he pensado lo mismo, Barbebleue. Compartimos el pecado, pues.

Tosca dijo...

Es una de mis óperas favoritas y siempre la he preferido en la versión Italiana a la francesa pero hoy me puede el señor Dieskau.

Kenderina dijo...

Bueno, yo creo que puse en mi blog este verano mi opinión, no ? :)
Me quedo con la versión alemana, pero por James King,que me encanta :)

maac dijo...

Demasiados tanques en los alemanes, de cerveza desde luego que no, como queráis. No hay pasión, hay fanatismo. Eso sí, Fischer-Dieskau, espectacular, como siempre. Prefiero o la francesa o la italiana. En lo que no dudo es que mi Don Carlo preferido es Alagna.