viernes, 26 de diciembre de 2008

L'escalier du diable, de György Ligeti


Le prometí a Pilar que en cuanto pudiera volvería a traer por aquí algo de música contemporánea y hoy puedo, así que voy a hacerlo. La pieza que he elegido es uno de los Études pour piano del compositor rumano György Ligeti, concretamente el número 13, titulado L'escalier du diable. En un foro de pianistas en el que me he metido buscando información sobre la pieza he encontrado una opinión sobre el autor que me ha gustado, y es la siguiente: Ligeti es un genio moderno, como lo fue Beethoven, porque se cuela entre los huecos del tiempo, creando música que dura eternamente.


La interpretación corre a cargo de Greg Anderson. No os dejéis asustar por el principio del vídeo.


Vídeo de gnanderson

4 comentarios:

Joaquim dijo...

Esto lo clasificaria como el Ligeti asequible. No acabo de entender la parafernalia que rodea a la pieza y desconozco si en las anotaciones del compositor se obliga a ir descalzo al pianista.
Esas cosas son las que me ponen de los nervios en una música que me ha parecido simplemente excelente.
Todo lo demás, modernidad trasnochada.

Titus dijo...

Yo creo que la intención del pianista es dar una imagen de la música contemporánea como algo desligado del ritual de la música clásica para atraer a un público nuevo, de ahí una introducción que pretende hacer interesante la pieza para el público profano y la curiosa indumentaria, o más bien falta de indumentaria. En principio no es mala idea, aunque su puesta en práctica no me ha gustado. La introducción sobra, y respecto a la ropa... entre llevar frac e ir descalzo hay muchas otras opciones. Pero lo puramente musical es notable, que es lo que importa.

Barbebleue dijo...

Creo que los ropajes seudomodernos con los que quieren revestir algunas obras contemporáneas ya atemporales, lo que hacen es dar una imagen caduca y superflua.

Para esta música tan diáfana he encontrado unos sustantivos: velocidad, reiteración, fragmentación, polirritmia,...

pilar dijo...

querido Titus por motivos puramente navideños, hasta hoy no he podido subir esta apabullante y genial "Escalera del diablo" vaya ritmo trepidante, (bueno ya lo ha calificado como siempre insuperable Bbb).
A mi no me ha molestado la presentación, ni la camiseta ni que vaya descalzo el pianista, al contrario, es como si uno se levanta de la siesta y tiene la urgente necesidad de expresarse ... ¿por que esperar a ponerse zapatillas y una camisa?
Gracias por recordarme, ¡no me olvides¡
Besos