jueves, 8 de enero de 2009

O ma lyre immortelle


Para bien o para mal parece que somos varios los habituales del Palau de les Arts que ya tenemos la mente puesta en el Faust de Gounod, la ópera que seguirá a la zarzuela El rey que rabió en la programación. Faust fue la primera ópera de Charles Gounod que alcanzó el éxito, pero la precediron otras tres, Sapho, La nonne sanglante y Le medecin malgré lui. Es de la primera de estas tres óperas de la que vamos a hablar hoy.

Gounod se debatió durante su juventud entre la religión (recibió las órdenes menores) y la ópera. Según parece, fue un encuentro con la celebérrima cantante Pauline Viardot, hija del tenor Manuel García y hermana de María Malibran, el que le hizo optar por la lírica, tras años dedicándose en exclusiva a la música religiosa. De este encuentro surgió la composición de su primera ópera, Sapho, a petición de Viardot, quien la estrenaria en París en 1851, recibiendo críticas negativas. Sin embargo, Hector Berlioz mostró su apoyo al joven Gounod y le animó a seguir componiendo.

Sapho está basada en leyendas sobre la poetisa griega Safo de Lesbos. La página más famosa de la ópera es el aria O ma lyre immortelle, que canta Sapho al final de la obra, antes de suicidarse lanzándose al mar tras ser abandonada por su amado Phaon, engañado a su vez por Glycère, rival de Sapho. Vamos a escucharla en la voz de dos mezzos actuales, Vesselina Kasarova y Magdalena Kozená.


Vídeo de parsifalito


Vídeo de alejandra379

9 comentarios:

maac dijo...

Todavía no he escuchado ambas enteras pero con el recitativo inicial ya sé que me voy a quedar con Kozená, el exceso de afectación de Kasarova me ha dejado KO. Aunque para mí este aria está idisolublemente unido a Crespin. Y eso que yo no soy muy... crespiniano ¡Toma ya!

maria teresa dijo...

Prefiero a Kozená. la voz me gusta mas, más limpia con más brillo...

Titus dijo...

Yo no lo tengo tan claro, es cierto que la versión de Kozená es más correcta, más canónica, pero Kasarova es una de esas cantantes que me gustan aunque se pasen tres pueblos. De hecho, a veces creo que me gusta precisamente porque se pasa tres pueblos, es lo que podríamos denominar "síndrome Del Monaco". Además me gustan mucho su timbre, su color de auténtica mezzo y sus graves, aunque reconozco que su emisión es entubada.

Golaud dijo...

Titus, siento disentir, pienso que Kasarova siempre se ha inventado unos graves forzados y feos.

Yo soy crespinófilo, y acepeto sus defectos. Maac, nunca más te pediré fuego.

Otras versiónes estupendas además de la de Crespin, la de Verret y Horne.

P.D: He dejado de fumar :)

Titus dijo...

Vale, pero tiene graves. ¿Cuántas mezzos hoy en día tienen graves, aunque sean feos? Nos hemos acostumbrado a aceptar "soprano sin agudos" como "mezzo", Kasarova al menos es mezzo de verdad y tiene un vozarrón, que en vídeo no importa pero en el teatro sí.

Anónimo dijo...

Pues es verdad, Titus, pero una cosa no quita la otra. El efecto que consigue con ellos es un cambio de color nada agradable. A Kasarova la he escuché en directo en un recital en el Liceu, algo sosillo, hará unos cuatro o cinco años y llamaban mucho la atención. Por supuesto hay muchas más virtudes que defectos y me gusta especialmente su timbre pastoso. También comparto que posee un buen volumen, aunque lo de vozarrón se lo reservo a otras. Entre Kasarova y Kozená me quedo con ella primera para el aria de Sapho.

Golaud dijo...

El anónimo soy yo, perdón, que me adelanté, y sobra lo de "primera". ¿No se puede incluir editores en los blogs? ¡Qué desastre!

Titus dijo...

Yo también he echado en falta muchas veces editores en los blogs, pero no hay. En blogger al menos puedes borrar tu entrada, si quieres, y volver a escribirla, aunque dejas un mensaje vacío que dice "el autor ha eliminado su entrada" o algo así. Yo lo he gastado a veces, es un poco engorroso pero menos da una piedra.

Titus dijo...

Creo que para lo que he dicho antes hace falta una cuenta de google, pero vamos, es gratuita y se hace en un minuto.