miércoles, 7 de octubre de 2009

Cuadros de una exposición (IV): Cuarta promenade, Балет невылупившихся птенцов y Samuel Goldenberg und Schmuÿle

En la entrada de hoy, por primera vez, podremos ver los cuadros de Hartmann que inspiraron a Músorgski, pues tanto el diseño del vestuario para los polluelos en su cascarón como los retratos de los dos judíos polacos se conservan.

PROMENADE

Músorgski vuelve por cuarta vez al tema de la Promenade, esta vez en tono menor y de modo tranquilo, reflexivo e incluso doliente, recordando de nuevo el fallecimiento de su amigo Hartmann. Hacia el final del movimiento, unas notas juguetonas nos anuncian el contraste que supondrá el siguiente cuadro, de tema alegre.



Ravel utiliza primero los vientos, como viene haciendo en todas las promenades, y pasa luego a las cuerdas para remarcar el sentimiento a flor de piel del fragmento.



Балет невылупившихся птенцов

Pongo el título en ruso porque así es como aparece en la partitura de Músorgski (sólo hay tres movimientos cuyos títulos están en tal idioma), si bien en las ediciones de la orquestación de Ravel suele aparecer su traducción al francés: Ballet des petits poussins dans leurs coques. La traducción sería Ballet de los polluelos en sus cascarones.

El cuadro original de Hartmann es un diseño realizado en 1870 con tinta china para el vestuario del ballet Trilbi, con música de Julius Gerber y coreografía de Marius Petipa. Los polluelos en cuestión son pequeños canarios.


Músorgski representa a los polluelos con un scherzino saltarín que recuerda los movimientos de las pequeñas aves saliendo cómicamente de su cascarón.



Ravel usa las cuerdas en pizzicato para crear una base sobre la que los vientos exponen la melodía principal. La percusión vuelve a aparecer de forma gráfica y descriptiva, como ya hizo en Bydlo, ayudando a completar el retrato de los polluelos.



SAMUEL GOLDENBERG UND SCHMUYLE

El siguiente movimiento se basa en realidad en dos cuadros distintos, el primero representando a un judío rico y el segundo a un judío pobre. Al igual que Bydlo, fueron pintados por Hartmann en una visita a Polonia.



Músorgski imita el tono de las melodías hebráicas usando intervalos de segunda aumentada. El esquema de la pieza es el siguiente:

1: Andante, grave energico (tema de Samuel Goldenberg, el judío rico)
2: Andantino (tema de Schmuÿle, el judío pobre)
3: Andante, grave energico (ambos temas en contrapunto)
4: Coda



Ravel usa diferentes instrumentaciones para representar a ambos judíos. Para el judío rico usa el poderoso sonido de las cuerdas y el viento-madera al unísono, mientras que el judío pobre es representado por una trompeta con sordina. En la versión orquestal la diferencia tímbrica hace más fácil distinguir las partes cuando ambas aparecen en contrapunto.

5 comentarios:

Barbebleue dijo...

Pues el scherzino me resulta más evocador al piano.

Titus dijo...

Y a mí, alguna vez teníamos que quedarnos con la original.

maria teresa dijo...

Coincido con lo del scherzino, pero para el resto me quedo con Ravel (y con San Miguel, que he vuelto a oir la publi, y al final me han convencido!!)

Titus dijo...

Es que, puestos a hacer publicidad, la hacen de un producto de lo más tentador.

pilar dijo...

pues a mí me está pareciendo una promenade tan bonita, que me resisto a elegir entre una u otra versión...
has tenido una idéa excelente Titus, ademas te diré que no conocía a Hartmann,
... como te lo cuento