sábado, 17 de octubre de 2009

Cuadros de una exposición (VI): Catacombae y Cum mortuis in lingua mortua

Muchos de los cuadros de la exposición retrospectiva de Hartmann que inspiraron a Músorgski para componer esta obra se han perdido, sin embargo los tres que nos quedan hasta llegar al final del recorrido se conservan y podemos contemplarlos y comprobar cómo las melodías del compositor ruso evocan el ambiente del cuadro que les da nombre.

CATACOMBAE (SEPULCRUM ROMANUM)

Hoy vamos a escuchar el movimiento titulado Catacombae (Sepulcrum romanum), evocación musical del cuadro que podéis ver sobre estas líneas. A la luz de una linterna, tres figuras recorren las catacumbas romanas de París. Las tres figuras son el propio Hartmann durante una visita a la capital francesa, su amigo y también arquitecto V. A. Kenel y el guía, que sostiene la linterna.

Músorgski retrata la monumentalidad y el recogimiento del lugar con una serie de solemnes acordes elegíacos a los que se superpone una delicada y melancólica melodía que nos lleva directamente a Cum mortuis in lingua mortua.



Ravel usa espectacularmente el viento metal para los acordes, mientras que las maderas y una misteriosa trompeta se encargan de dotar de calidez a la melodía que aparece hacia el final del movimiento.



CUM MORTUIS IN LINGUA MORTUA

Nos encontramos ante una pieza novedosa en la estructura de la obra. Integrada dentro del mismo movimiento que Catacombae, aunque con un título diferente, Cum mortuis in lingua mortua utiliza la melodía de la promenade pero, a diferencia de las promenades anteriores, su función no es la de separar distintos cuadros sino que sumerge al oyente en la atmósfera de Catacombae y complementa así la descripción del cuadro. De forma muy inteligente, Músorgski usa la melodía que el público ya asocia con el paseo entre cuadro y cuadro para representar el paseo de las figuras del cuadro por las catacumbas de París.

En la partitura original (en la que por cierto, el título aparece mal escrito, "con" en lugar de "cum"), Músorgski escribió la siguiente nota en ruso: "NB - Con los muertos en lengua muerta. Un texto latino. ¡Bien, que sea en latín! El espíritu creativo del difunto Hartmann me lleva hacia las calaveras, las invoca; poco a poco, los cráneos comienzan a brillar."



Un trémolo de los violines con sordina sirve de fondo en la versión de Ravel. Los oboes primero y después los fagots dibujan el tema de la promenade hasta llegar al final, en el que unos acordes de harpa nos elevan hasta una nota aguda con gran serenidad.

14 comentarios:

maria teresa dijo...

Pues, esta vez en las Catacumbas, prefiero la versión de Músorgski..me suena más tétrica, más lúgubre.Lo que no se puede decir es que no sean absolutamente descriptivas ambas versiones.Ves exactamente aquello que queiren describir. Buen trabajo!!!

Allau dijo...

Hola, Titus, amb permís m'incorporo a la visita guiada (he fet els deures i he visitat les sales prèvies de l'exposició). Excel·lent iniciativa!

Titus dijo...

Maria Teresa, puede que a Ravel se le fuese un poco la mano con los trombones, que dan un resultado muy espectacular pero quizá pierden el recogimiento del original.

Allau, és un plaer comptar amb la teva presència en aquesta visita pel museu.

Barbebleue dijo...

Estoy de acuerdo completamente en que el tono elegíaco es realzado por los acordes percutidos del piano. Incluso diría que suena más íntimo, más claustrofóbico, más sepulcral...

Ah, me falta el "cum mortuis" original.

Titus dijo...

Qué raro, juraría que ayer estaba todo bien. Ya está corregido, de todas formas.

pilar dijo...

sobrecogedora la Catacumbae, siedo el cuadro sensacional, la música lo supera

Atticus dijo...

Genial y estremecedor el catacombae. Coincido en que mucho mejor en esta ocasión el tema original

efests dijo...

Aviso a navegantes: en nota de prensa Les Arts anuncia la representación por 4 días de noviembre de "La scala de seta" de Rossini en el Martí i Soler, a cargo de los alumnos del Centre de Perfeccionament. La producción viene del festival de Pesaro.

¿a santo de qué estas sorpresas?

Titus dijo...

Así es, Efests. Según tengo entendido, aún no están a la venta las entradas, ni se sabe cuando lo estarán, al menos ayer aun no se sabía. De hecho, los que atienden el teléfono de la venta de entradas ni siquiera saben (o sabían) que tal ópera se ofreciese en Les Arts. No tengo ni idea de por qué no se anunció antes ni de por qué aparece ahora de repente,

Joaquim dijo...

Comprendiendo que a las catacumbas les va mejor el piano, con este inteligente experimento, me rindo a la versión orquestal. Nunca había hecho este ejercicio antes, con lo cual te agradezco enormemente el experimento.
Cuando había escuchado la versión pianística la disfrutaba en su integridad, sin pensar en la orquestal, pero puestas ambas, una al lado de la otra, repito que me rindo a la orquestación raveliana, aún admitiendo que las trompas son Hollywoodianas.
En cuanto a la Scala di Seta, solamente os puedo decir que la producción es GENIAL, pero darla a cantantes noveles es desmerecer más aún, una obrita (no es nada del otro jueves) y con voces poco adiestradas, puede ser mortal de necesidad, eso si, la parte escénica os aseguro que es brillantísima.

GLÒRIA dijo...

preciós i lúgubre el cuadro. Em quedo amb la versió orquestral. T'ho vull repetir: Quin treball, Titus!

Titus dijo...

Gràcies als dos. És un treball que estic fent amb plaer i així fa goig treballar.

Allau dijo...

Proposta pel futur: les orquestracions sobre temes de Satie. Més complicat, oi?

Titus dijo...

Doncs si, prou més complicat. Per començar, hauria d'aconseguir-les, no les tinc per casa. Però m'ho apunte.